¿Qué te inspiró para escribir “Eidan, Hijo del Fuego” y cómo fue el proceso de creación de la historia?

En concreto me inspiró una frase que el protagonista, Eidan, dice constantemente y que yo comparto: «Un escritor no debe distinguir la realidad de la ficción». Pienso que lo que imaginas en tu mente ya es una realidad. Puede que no sea una realidad tangible, pero el hecho de imaginarla ya forma parte de tu universo y todos, absolutamente, todos formamos parte de un todo. 

¿Cómo describirías tu estilo como escritor y qué elementos crees que destacan en tus obras?

Mis obras destacan por sus giros argumentales y porque siempre pretendo hacer reflexionar al lector. Mi estilo es directo, utilizo un lenguaje cuidado, pero de fácil comprensión. No olvido que, ante todo, cuento historias y quiero entretener al lector y no complicarle la existencia con un lenguaje cargado y que tenga que usar el diccionario constantemente. 

¿Qué te llevó a explorar el género del thriller en esta obra, después de haber escrito principalmente en el género romántico?

El género romántico sigue existiendo en esta obra pero en esta ocasión, como dice la sinopsis, para dar sentido a la sin razón del protagonista. Como he dicho antes, mi fuerte son los giros argumentales y mi pretensión, sorprender al lector. Soy consciente que no es un thriller en toda regla, pero la acción y el suspense están garantizados. Explorar otros géneros forma parte de mi evolución como escritor o contador de historias. Los géneros literarios son, simplemente, una herramienta más para llegar al fin de lo que se pretende narrar. 

En “Eidan, Hijo del Fuego” utilizas el fuego como un símbolo recurrente. ¿Podrías explicar cómo incorporas este elemento en la narrativa y qué significado tiene para ti?

Con tres años hubo incendio en mi casa. Mi madre me cubrió con su bata, con la mala suerte que mi mano derecha se quedó al descubierto. Al salir por la puerta, un cable en llamas del cuadro de luces cayó sobre la mano y me la desfiguró (aunque con los años ha quedado tan solo una pequeña cicatriz). Ese me provocó una fobia al fuego que tardé años en superarla. Eidan nació de esa experiencia traumática que condicionó de manera muy notable mi niñez. El fuego es una constante en la novela y todo gira en torno a él. 

Juan Antonio Jiménez, autor de la obra.



Como miembro del Colectivo Malagueño de Escritores, ¿cómo ha sido tu experiencia colaborando con otros escritores y cómo ha influenciado tu trabajo?

Cuando tratas con escritores y lees sus obras, es inevitable que influya sobre ti mismo y tu manera de escribir. La admiración por los compañeros te hace esforzarte y evolucionar. Al menos yo lo veo así, ya que la humildad te debe de acompañar siempre en la vida. Nunca se deja de aprender. 

Has ganado premios por tus relatos cortos, ¿cómo difiere el proceso de escritura cuando trabajas en un formato más extenso, como una novela?

En una novela tienes más margen de maniobra al no estar sometida a límites de páginas o palabras. Los relatos, sin duda, son un ejercicio excelente para progresar como escritor. No debemos olvidar que menos siempre es más y los escritores, sobre todo cuando empezamos, tendemos a escribir más de la cuenta quitando dinamismo a la historia. El lector no tiene que perder el tiempo leyendo. Su tiempo es oro y el objetivo del escritor es que ese tiempo que invierte en ti se le pase volando y sienta que no lo ha perdido. 

La relación entre los personajes principales, Eidan y Lucrecia, parece ser fundamental en la trama. ¿Qué aspectos de esta relación consideras más importantes y por qué?

Son hermanos y la familia es sagrada. Lucrecia hará lo imposible por proteger a su hermano y no digo más porque es fácil hacer spoiler si cuento más de lo debido. Lo que sí puedo decir es que la lealtad y el amor incondicional entre ellos es el gran mensaje de la novela. Todos, absolutamente todos, en algún momento de nuestra vida podemos caer en la locura. 

Obra del autor Juan Antonio Jiménez.



Además de ser escritor, también eres músico y compositor. ¿Cómo influye tu pasión por la música en tu escritura?

Creo que no hay ninguna expresión artística más poderosa que la música. La música lo es todo y nuestra vida, sin un banda sonora, ni tiene sentido ni creo que pueda existir, al menos de manera plena. Es un privilegio poder escribir la banda sonora de mis libros porque es como terminar de poner la guinda al pastel. No es casualidad que el tema «Heroe» de David Bowie sea el leitmotiv del la novela. Es una de las canciones que forman parte de la banda sonora de mi vida. 

¿Qué mensaje o emociones esperas transmitir a los lectores a través de “Eidan, Hijo del Fuego”?

El valor de la familia y de los amigos. Todos somos héroes y todos necesitamos de otros héroes. Además, el giro argumental está garantizado y prometo sorprender. 

Finalmente, ¿qué tal ha sido tu experiencia publicando con la editorial Círculo Rojo y cómo crees que ha afectado a la recepción de tu obra?

Es la segunda novela que publico con ellos. Si he repetido es por algo. Son atentos y muy profesionales.

Deja una respuesta